A la atención de todos aquellos profesionales que en estos días no cesan en sus trabajos para que el resto pueda quedarse en casa

Estamos en unos momentos excepcionales en donde se ve el trabajo de multitud de personas que no pueden quedarse en sus casas, y que tienen que acudir a sus puestos de trabajo para que el entramado social y económico siga funcionando al objeto de que España no se pare. Desde el Colegio de Economistas de Valladolid ECOVA queremos agradecer el esfuerzo que están realizando primeramente los profesionales sanitarios (médicos, enfermeras, TCAe…) que cuidan de todos nosotros y que, para vencer este virus, están poniendo en riesgo su propia salud y la de su entorno. Pero también agradecer los desvelos del resto del personal de los hospitales (celadores, servicio de limpieza, cocina, administración…), del personal de farmacias o de los asistentes sociales entre otros que son los profesionales que se encuentran en la primera “línea de batalla” salvando vidas.

Agradecemos también, de todo corazón, el esfuerzo realizado por multitud de profesionales que se encuentran, en el día a día, apoyando el complejo entramado para poder dar servicio a la sociedad en general: economistas, arquitectos, psicólogos, abogados, ingenieros, docentes, agricultores, ganaderos, transportistas, personal de supermercados, y todos los que conforman la cadena de alimentación, talleres de reparación, servicios de limpieza, gasolineras, distribuidores, y un sin fin de profesionales y de profesiones que son necesarios a la vez que imprescindibles para que la actividad sanitaria, social y económica siga funcionando, aunque sea a mínimos.

También, un especial y sentido agradecimiento, a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado tan necesarios en estos momentos para velar por la salvaguarda de todos, tanto de aquellos que nos quedamos en casa como de los que deben acudir a prestar diariamente sus servicios profesionales.

A todos vosotros os debemos mucho y queremos daros las gracias al ser imprescindibles para lograr la tranquilidad de nuestras familias. Además sabemos que estamos en las mejores manos para poder salir todos juntos de este “mal sueño”.

Ilustre Colegio Profesional de Economistas de Valladolid

Archivos adjuntos